Seguimos leyendo noticias en los medios de comunicación sobre atracos a entidades financieras, ya sea a plena luz del día o de madrugada, valiéndose de artimañas inimaginables para salirse con la suya, incluso hay ladrones que alardean del botín en las redes sociales. Los tiempos cambian, la forma de robar también.

Al igual que los museos, por ejemplo, las entidades de crédito cuentan con fuertes medidas de seguridad específicas para evitar ser víctimas de robos y atracos. ¿Quieres saber cuáles son?

De acuerdo con la Ley de Seguridad privada, las entidades de crédito se catalogan en el grado 3 de seguridad, es decir, están obligados a cumplir con los establecido en el RD 2364/1994 en los Artículos 111 y sucesivos y en la Orden INT 317/2011, donde se establecen las medidas de protección tanto físicas como electrónicas de cada establecimiento. Además han de disponer de un sistema de CCTV con acceso desde Central Receptora de Alarmas.

En caso de existir alguna imposibilidad técnica que hiciera imposible la conexión a la Central Receptora de Alarmas, podrán ser obligadas, por el tiempo en que persista el percance técnico, a la implantación del servicio de vigilantes de seguridad, con personal perteneciente a empresas de seguridad.

¿Cuáles son las medidas de seguridad específicas para las entidades financieras?

  • Equipos de grabación de imágenes instalados en una zona protegida y dentro de un arcón de seguridad cerrado con llave cuya apertura, normalmente, debe estar retardada.
  • Dispositivos electrónicos, con capacidad para detectar el ataque a cualquier elemento de seguridad física donde se custodien efectivo o valores. Obviamente deben ser sistemas considerados Grado 3, con su homologación correspondiente. Algunos de los elementos usuales en este tipo de instalaciones podrían ser: central grado 3 (teclados y ampliadores de zona incluidos) con doble vía de transmisión, generalmente ip y gprs, detectores de doble tecnología con antimasking, detectores de golpe y vibración, sísmicos para pared y caja fuerte.
  • Pulsadores u otros medios de accionamiento fácil de las señales de alarma (elementos cableados o vía radio)
  • Carteles u otros sistemas de información de análoga eficacia, anunciadores de la existencia de medidas de seguridad con referencia expresa al sistema de apertura automática retardada y, en su caso, al sistema permanente de captación de imágenes. El acceso a las grabaciones de imágenes también debe estar retardado.
  • Las cajas fuertes deberán tener los niveles de resistencia establecidos y estarán protegidas con los dispositivos de bloqueo y apertura automática retardada. Cuando su peso sea inferior a 2.000 kilogramos, estarán, además, ancladas, de manera fija, en estructuras de hormigón armado, al suelo o al muro.

Si necesitas alguna aclaración sobre esta cuestión no dudes en contactarnos, nuestro equipo de expertos en seguridad está disponible las 24 horas del día, los siete días de la semana en el 965 68 16 17.

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click