Las gasolineras y estaciones de servicio son uno de los sitios preferidos por los ladrones para cometer robos. ¿Por qué? Entre otras razones, son lugares de intercambio de dinero con los usuarios, normalmente con un solo trabajador o con plantillas reducidas, el horario laboral coincide con la noche y la madrugada, algunas suelen estar situadas en zonas aisladas y apropiadas para una huida rápida.

Para garantizar la seguridad en este tipo de establecimientos, hay una serie de medidas específicas que son obligatorias y que desde Racalarm queremos compartir:

  • Las estaciones de servicio y unidades de suministro de combustibles y carburantes deberán disponer de una caja fuerte, que habrá de estar construida con material con grado de seguridad 4, debiendo contar, como mínimo, con la protección de un detector sísmico, un dispositivo de bloqueo y sistema de apertura retardada de, al menos, diez minutos.
  • El sistema de bloqueo deberá estar activado desde la hora de cierre del establecimiento hasta la hora de apertura del día siguiente hábil. Cuando su peso sea inferior a 2.000 kilogramos, deberán estar ancladas, conforme a lo establecido en la Disposición Adicional Segunda de la Orden INT/317/2011, de 1 de febrero, sobre medidas de seguridad privada.
  • Una de las llaves de la caja fuerte estará en poder del encargado del negocio u otro empleado y la otra en posesión del propietario o persona responsable de la recogida de los fondos, sin que en ningún caso pueda coincidir la custodia de ambas llaves en la misma persona, ni en personas que trabajen juntas.
  • A fin de permitir las devoluciones y cambios necesarios, cada empleado de las estaciones de servicio y unidades de suministro de combustibles y carburantes no podrá tener en su poder, cantidades de dinero superiores a 600 euros en efectivo. En el caso de autoservicios, la caja registradora no podrá contener más de 1.200 euros en efectivo. El dinero que exceda de estas cantidades deberá ser introducido en la caja fuerte.
  • Las estaciones y unidades de suministro podrán disponer, advirtiéndolo al público usuario mediante carteles situados en lugares visibles, que sólo se despachará combustible por cantidades determinadas de dinero, de forma que puedan ser abonadas por su importe exacto sin necesidad de efectuar cambios.

También es necesario tener en cuenta otras medidas preventivas como contar con una Intensa iluminación de la áreas de surtidores y de aparcamiento, así como del interior de las tiendas y las zonas de caja. Del mismo modo se recomiendan las ventanas grandes despejadas para mejorar la visibilidad desde el interior de la tienda y cabinas cerradas para los cajeros. Con respecto a las entradas es mejor que sean independientes en el exterior a los servicios públicos, de forma que las personas que los utilicen no tengan que entrar en el establecimiento.

Racalarm, sistemas de seguridad en Alicante

Desde Racalarm contamos con una gran experiencia en ofrecer soluciones integrales de seguridad para el negocio o empresa y ofrecemos un servicio 100% personalizado en función de las necesidades de la empresa.

Si necesitas alguna aclaración o asesoramiento no dudes en contactarnos, nuestro equipo de expertos en seguridad está disponible las 24 horas del día durante los 365 días del año en el teléfono 965 68 16 17. También puedes contactar con nosotros a través del correo electrónico info@racalarm.com.

En nuestra web www.racalarm.com tienes a tu disposición más información.

Y no olvides que puedes seguirnos a través de las distintas redes sociales en las que estamos presentes: Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+

Fuente: Ministerio del Interior.

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click