No solo están los cajeros automáticos en el punto de mira de los ladrones para robar y delinquir sino también los usuarios se convierten en víctimas de timadores con el objetivo de hacerse con sus tarjetas de crédito mediante los métodos más insospechados.

Las cajas fuertes y cajeros automáticos necesitan contar con fuertes medidas de seguridad concretas para no convertirse en el blanco perfecto para las bandas criminales. Sin ir más lejos en países como Portugal los bancos están obligados a tomar medidas para frenar los asaltos a sus cajeros automáticos.

Medidas de seguridad específicas

Las cajas fuertes deberán tener los niveles de resistencia establecidos en el artículo 9 de la Orden INT/317/2011, y estarán protegidas con los dispositivos de bloqueo y apertura automática retardada. Cuando su peso sea inferior a 2.000 kilogramos, estarán, además, ancladas, de manera fija, en estructuras de hormigón armado, al suelo o al muro.

Para el funcionamiento del establecimiento u oficina, las cajas auxiliares, además de cajón donde se deposita, en su caso, el efectivo necesario para realizar las operaciones, estarán provistas de elementos con posibilidad de depósito de efectivo en su interior, de forma que quede sometido necesariamente a apertura retardada para su extracción.

Por su parte los cajeros automáticos deberán estar protegidos con las siguientes medidas de seguridad:

  • Cuando se instalen en el vestíbulo del establecimiento:
    1. Puerta de acceso blindada con acristalamiento resistente al menos al impacto manual del nivel que se determine, y dispositivo interno de bloqueo.
    2. Dispositivo de apertura automática retardada en la puerta de acceso al depósito de efectivo, que podrá ser desactivado, durante las operaciones de carga, por los vigilantes de seguridad encargados de dichas operaciones, previo aviso, en su caso, al responsable del control de los sistemas de seguridad.
    3. Detector sísmico en la parte posterior.
  • Cuando se instalen en fachada o dentro del perímetro interior de un inmueble, las medidas establecidas en los párrafos b) y c) anteriores.
  • Cuando se instalen en el interior de edificios, locales o inmuebles, siempre que éstos se encuentren dotados de vigilancia permanente con armas, los cajeros automáticos quedan exceptuados del cumplimiento de las anteriores medidas de seguridad, y únicamente se exigirá que estén anclados al suelo o al muro, cuando su peso sea inferior a dos mil kilogramos.
  • Si los cajeros automáticos se instalaran en espacios abiertos, y no formaran parte del perímetro de un edificio, deberán disponer de cabina anclada al suelo, y estar protegidos con las medidas mencionadas en el caso de que los cajeros se instalen en el vestíbulo del establecimiento.

Racalarm, tu empresa de seguridad en Elche

Desde Racalarm contamos con una gran experiencia en ofrecer soluciones integrales de seguridad para el negocio y ofrecemos un servicio 100% personalizado en función de las necesidades de la empresa.

Si necesitas alguna aclaración o asesoramiento no dudes en contactarnos, nuestro equipo de expertos en seguridad está disponible las 24 horas del día durante los 365 días del año en el teléfono 965 68 16 17. También puedes contactar con nosotros a través del correo electrónico info@racalarm.com.

En nuestra web www.racalarm.com tienes a tu disposición más información.

Y no olvides que puedes seguirnos a través de las distintas redes sociales en las que estamos presentes: Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+

Fuente: Ministerio del Interior.

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click