Si la señal wifi de tu hogar va cada día más lenta, en especial después de cenar, puede ser que te estén robando el wifi de tu casa. El acceso no autorizado a las redes inalámbricas es muy común, y en la mayoría de los casos lo más complicado es que no se detecta.

No sirve de nada confiar en que la instalación que nos ha hecho nuestro proveedor de internet y las contraseñas utilizadas son infalibles. Dirígete a Google y busca “hack wifi”, verás que el asunto es más complicado de lo que parece.

Cada vez son más los dispositivos de uso doméstico que disponen de conexión wifi: frigoríficos, televisores, impresoras, etc. También el número de dispositivos móviles y ordenadores que utilizamos en nuestro domicilio, por tanto, necesitamos proteger nuestra vivienda para que los “ladrones cibernéticos” no se cuelen en ella a través de la conexión.

Los riesgos de que alguien utilice tu wifi sin permiso

¿Sabes los peligros de que alguien utilice tu wifi sin autorización? Hemos enumerado cuatro riesgos principales:

  • Reducción del ancho de banda dependiendo del número de dispositivos intrusos conectados y del uso que hagan de la red, pueden llegar a impedir la conexión de los tuyos.
  • Robo de la información transmitida. Una configuración inadecuada del router puede permitir a un atacante robar la información que transmites.
  • Conexión directa con tus dispositivos. Un intruso con los conocimientos suficientes, ayudado por un problema de seguridad o en una instalación sin la seguridad apropiada, podría “colarse” en los equipos conectados.
  • Responsabilidad ante acciones ilícitas. Cuando contratas una conexión a Internet con un proveedor de servicios, ésta queda asociada a tu nombre, asignándote una dirección IP que te identifica dentro de Internet. Cualquier acción realizada desde dicha IP, estará asociada a ti.

Cómo evitar que te roben el wifi

Con los siguientes consejos aquellos que quieran acceder a tu wifi lo tendrán más que complicado:

  1. Oculta tu red. Una forma interesante de evitar que te roben el wifi es ocultar tu red, de esta forma solo las personas que conozcan el nombre de la red y la contraseña podrán conectarse a ella. En este artículo te explican cómo.
  2. Cambia la contraseña predeterminada por una personalizada.
  3. Modifica el nombre de la red. El nombre de la red puede dar muchas pistas del tipo de router que sustenta dicha conexión.
  4. Cambia las credenciales de acceso al propio router.

¿Te ha interesado este artículo? No te pierdas otros relacionados con los peligros de la red como este post sobre tecnoadicciones, ciberacoso, grooming y sextorsión, infórmate sobre cómo controlar el uso de los niños de Internet, lee estos consejos que te ofrecemos para garantizar un buen seguro de internet por parte de particulares, pequeñas y grandes empresas o cómo comprar de una forma segura por internet.

No olvides que puedes seguirnos a través de las distintas redes sociales en las que estamos presentes: Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+.

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click