La Nochevieja es sinónimo ritos y tradiciones. En nuestro país recibimos el nuevo año tomando las doce uvas de la suerte al son de las doce campanadas con el objetivo de traer suerte para los próximos 365 días… Pero, ¿y en otros lugares? El mundo está lleno de costumbres curiosas. Descubrimos algunas de las más conocidas:

Doce uvas de la suerte

En España Las doce uvas “de la suerte” comenzaron a tomarse de forma popular en nuestro país en la Nochevieja del año 1909, debido a un excedente de la cosecha en Alicante. No obstante ya en el siglo XIX existía la costumbre de comer uvas y brindar con champán para despedir el año entre la burguesía española.

Lentejas para asegurar prosperidad

En Italia no puede faltar en la cena de Nochevieja un buen plato de lentejas como símbolo de riqueza y dinero. Dice la tradición que cuantas más lentejas se coman más se gana. Una costumbre que va calando en España poco a poco.

Fin de año romántico: El beso a medianoche

Una tradición cuanto menos romántica se sigue en Estados Unidos. Aquí los estadounidenses creen que no dar un beso justo después de las doce de la última noche del año asegura 365 días de soledad.

Romper la vajilla

En Dinamarca la tradición manda romper los platos después de cenar para dar la bienvenida al nuevo año. Otra tradición curiosa es saltar desde lo alto de una silla a las doce en punto. Un rito que se hace para atraer la buena suerte.

Lencería roja para atraer el amor

En nuestro país y en otros países de origen latino tenemos la costumbre de despedir el año con lencería roja como forma de buscar amor para los próximos doce meses.

Los lunares traen buena suerte

En Filipinas sus calles se visten de lunares durante el último día del año. Según la tradición es importante que las telas tengan un bolsillo para meter unas cuantas monedas y hacerlas sonar cuando el reloj anuncie la media noche.

Campanadas… en los templos budistas

En Japón también celebran la llegada del nuevo año con campanadas, pero no son doce. En el país nipón la tradición obliga a sonar las campanas de los templos budistas hasta 108 veces durante la transición de Nochevieja a Año Nuevo.

¡Desde Racalarm os deseamos un FELIZ 2018!

¿Quieres mantenerte informad@ de estos temas y muchos más? Síguenos en las distintas redes sociales en las que estamos presentes: Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+.

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click