Son los reyes indiscutibles de la piscina. La playa es otro de los sitios en verano donde mejor se lo pasan… ¿Quiénes son? ¡Los más peques de la casa, claro que sí! Y para que estos meses de vacaciones los niños disfruten de la playa y la piscina con total seguridad, la Asociación Nacional de Seguridad Infantil, las empresas de socorrismo acuático Emergencias7000 y el grupo Segur Baby se han unido en la campaña #OjoPequeAlAgua, con la que pretenden concienciar a todos y evitar que más niños mueran ahogados.

Consejos de seguridad

Para que los niños disfruten de un verano seguro, queremos compartir estas 9 recomendaciones a tener en cuenta tanto en la playa como en la piscina:

  1. Nunca solos. No permitas que los niños vayan solos a la playa y no les quites la vista de encima ni un momento.
  2. Elige playas con servicio de socorrismo. Respeta sus indicaciones, banderas y cartelería.
  3. Utiliza chaleco. Enséñales a nadar y si no saben ponle un chaleco para que puedan sentirse seguros.
  4. No a los saltos. Impide que los peques se tiren de cabeza desde las rocas ya que puede provocar una lesión medular irreversible.
  5. Los inflables no son seguros. Cuidado con las colchonetas y flotadores, dan una sensación de falsa seguridad.
  6. Los socorristas no son niñeras. Ni las torres de vigilancia guarderías, así que no dejes a los peques solos ni un minuto.
  7. Confía en el SOS. Dale referencias de dónde habéis puesto la sombrilla en cuanto lleguéis a la playa; diles dónde hay un puesto de SOS, si es que lo hay; escribe el teléfono del familiar más cercano en una pulsera o en algo de ropa que lleven puesta…
  8. Si a pesar de todos estas recomendaciones se produce un incidente, avisa al SOS y/o llama al 1-1-2. Aprovecha para contarles qué es el 112.
  9. Disfruta de la playa y cuídala. Mantenla limpia y tira todos los desperdicios a la papelera.

Lo cierto es que en verano los peques no solo están en la playa o en la piscina. Por ello desde Racalarm queremos añadir otros consejos útiles para todo el período estival no solo cuando estemos cerca del mar o en la playa, sino en lugares con aire acondicionado o piscinas.

Aunque cada niño tiene unas necesidades, en líneas generales la temperatura ambiente ideal es entre 20° y 24° durante el día y entre 19° y 21° por la noche. Para conseguir esta temperatura constante y evitar los cambios bruscos de temperatura es preferible instalar el aire acondicionado en toda la casa y no limitarse a una sola habitación. Y hay que impedir que el chorro del aire les dé directamente. Esto también se aplica a los viajes en coche. Igualmente se debe tener cuidado con la diferencia de temperatura entre el interior y el exterior de los espacios.

Una de las cosas que irremediablemente vienen con el verano son los insectos. En caso de picaduras de mosquitos, que suelen ser las más frecuentes, podemos aplicar una solución de calamina o amoniaco con una barrita, de las que se venden en farmacias para calmar el picor.

Y lo más importante…. ¡No te olvides de disfrutar del verano!

No olvides que puedes seguirnos a través de las distintas redes sociales en las que estamos presentes: Facebook, Twitter, LinkedIn y Google+

Seguridad, noticias y promociones

El boletín sobre seguridad, consejos y mucho más

Puedes borrarte en cualquier momento con un sólo click